jueves, 3 de abril de 2008

Fin de la primera encuesta del blog

El pasado 31 de Marzo terminó la encuesta que había en la parte superior del blog. Y los resultados han sido cuanto menos esperanzadores.

Han votado un total de 35 personas (lo reconozco, yo también voté una vez). Ya son más de las que esperaba. Los resultados fueron los siguientes:

¿Jugarías a PANGEA?

Por supuesto, estoy esperando que salga. 68% (24 personas)
Ni de coña. No pienso perder mi tiempo. 5% (2 personas)
¿Pangea? ¿No es esto el blog de Leticia Sabater? 25% (9 personas)

Mientras la primera y segunda opciones están claras, la tercera respuesta tiene una doble lectura. Es una opción que sustituye al clásico "no sabe/no contesta", y está formulada con ironía. La lectura de este dato puede tomarse como una respuesta irónica a una pregunta irónica, o también como un aviso de que hay gente que no sabe de que va esto de PANGEA y que han llegado al blog de rebote.

Para ser un blog que se ha movido poco, y se le ha dado poco bombo, no está nada mal. Pensaba que en este blog no iba a entrar ni Cristo, pero parece que no es así, y que al menos PANGEA cuenta con una pequeña expectación por su salida, lo cual, dada la naturaleza del producto, un tanto "alternativo" y alejado de los juegos convencionales de hoy en día, pues está más basado en los estándares utilizados en los 90 , ya es más de lo que se pretendía en un principio. Y eso ya es una buena noticia.

Gracias a todos los que entráis de vez en cuando por aquí. Así da gusto.

1 comentario:

Mr.Fer dijo...

Eres muy optimista y positivo, y con esa actitud estoy seguro de que acabarás tu proyecto, sin embargo también tienes una mentalidad sobre tu juego en cuanto a su salida al público en general algo reducida en mi opinión, si sigues con esa actitud dentro de un tiempo, cuando lo hallas acabado y te dediques a promocionarlo, verás como llega a muchas más personas y todas aqueññas revisan ilusionados estos post del propio desarrollador, tan solo espera y verás (y en ese caso tu harás algo más que ver).
No hablo por hablar, se que ese momento llegará, y tu también debes de desear creerlo, pero tienes razón, no nos engañemos, ¡sigue con tu empeño y actitud prudente!